¿Quién puede resistirse a unos nuggets de pollo?

Existe muchas recetas con pollo, pero de todas los nuggets son los entrantes y pasapalos más populares y los favoritos de los niños. Se pueden preparar fritos, horneados con pan rallado, o con hojuelas de cereal triturado. Hay muchas recetas, pero la mejor será la que conserve la textura jugos del pollo en el interior con una empanizado crocante y saborizado.

Los pedazos de pollo pueden marinarse en alguna salsa jugosa, puede ser con un toque de picante, como la salsa harissa o al syracha, o en todo caso puedes añadir algún chile a la mezcla de marinada.

Salsas y sabores

Los salsas que acompañan los nuggets son parte de la experiencia. Los más tradicionales elegirán ketchup, y quizás algo de mostaza o mostaza dulce. Pero con crema tártara son una delicia.

Saborizar el empanizado es un truco genial para las recetas de cocina con pollo. Puedes agregar pimienta, algunas hierbas molidas y queso parmesano. También puedes quedarte con la mezcla tradicional y reservar las especies para la jugosa carne del interior.

Hay muchas recetas de nuggets de pollo caseros y pueden variar al gusto de cada cocinero y comensal, pero vamos a compartir una que contiene bastantes hierbas y especies. Si la pruebas, quitas, añades o sustituyes algún elemento, cuéntanos en los comentarios.

 

Receta de nuggets caseros

Ingredientes:

  • 400 gr. de pechuga de pollo
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de salsa harissa
  • 1 limón
  • Medio manojo de perejil
  • 4 ramitas de romero fresco
  • 4 ramitas de  tomillo fresco
  • Harina de trigo
  • Pan rallado
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite para freír

Preparación:

Para elaborar esta receta, cortamos la pechuga de pollo por la mitad para conseguir filetes de los que puedes sacar trozos del tamaño aproximado de un nugget.

Para la marinada, mezcla en un recipiente la cúrcuma, el pimentón, la salsa harissa, la ralladura del limón, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y la mitad del perejil y del romero finamente picados.

Sumergimos los trozos de pollo y los cubrimos completamente revolviendo. También sirve hacer la marinada en una bolsa hermética, sellar y agitar para que el pollo se revuelva con la salsa.

Para el empanizado se mezcla el resto de las hierbas finamente picadas con el pan rallado y se reserva.

Luego de una o dos horas, podemos sacar el pollo marinado para empanizarlo. Lo pasamos primero por por harina, después por el huevo batido y finalmente por el pan rallado saborizado.

Se puede conservar refrigerados hasta el momento de freír en abundante aceite caliente.

¿Con qué acompañarías esta receta de nuggets de pollo?