¿Te imaginas un coulant de chocolate recién horneado?

Aunque debido a su popularidad parece que ha existido desde siempre, el coulant fue creado en 1981 por el el chef francés Michel Bras, en su restaurante de Laguiole con tres estrellas Michelin.

También llamado volcán de chocolate en América o sofiatto en Italia, el coulant es un pequeño bizcocho de chocolate con el centro líquido. La combinación de texturas y temperaturas es lo que atrae de este postre muy asociado a las parejas  y a las celebraciones románticas. Al corta el postre o romper el centro, brota una salsa de chocolate fundido.

El nombre proviene del participio presente del verbo couler, que significa fluido, derretido. Tiene diversos nombres en diversos lugares del mundo: “Volcán de Chocolate” en Argentina, “Sofiatto” en Italia, aunque en la mayoría de lugares se conserva su denominación de origen: “Coulant”.

Variaciones

La receta original concebida por el laureado chef galo consistía en dos capas. Un ganache interior aromatizada con café y la capa externa que simulaba la fórmula de una torta de chocolate. La mezcla se congela previamente y luego se lleva al horno durante unos 15 minutos justo antes de servir.

En la actualidad casi ninguna receta se elabora con dos masas diferentes e incluso existe la tentación de creer que es un bizcocho con el centro crudo. por algunas imitaciones posteriores.

Esta no es la receta original, pero logra un efecto casi parecido.  Prueba y cuéntanos.

 

Receta del coulant de chocolate

Ingredientes

  • 4 huevos medianos
  • 80 g de harina de trigo
  • 200 g de mantequilla
  • 200 g de chocolate fondant
  • 80 g de azúcar
  • 2 g de sal

Preparación:

En primer lugar separa las claras de huevo de las yemas. Monta las claras a punto de nieve. Añade 20 gr de azúcar a medio montar. Reservar.

Luego funde el chocolate junto con la mantequilla al baño María o en el microondas. Bate las yemas con los 60 gr de azúcar restantes hasta que estén espumosos y la mezcla se torne blanquecina.

Añadimos poco a poco, mientras seguimos batiendo, el chocolate con la mantequilla a temperatura ambiente y mezcla hasta que esté homogéneo.

Se tamiza al harina de trigo (más la sal) y se integra delicadamente con una cuchara de madera o espátula. Posteriormente, añadimos poco a poco las claras e integramos con movimientos envolventes.

Esta receta rinde para unos 6 moldes. Se engrasan con mantequilla y se espolvorean con cacao en polvo (o harina). Una vez que se vacía la mezcla en la nevera se refrigeran los moldes durante unas 5 horas antes de ir al horno. También se puede congelar directamente por unas dos horas.

Precalienta el horno a 180°C y cocina durante 11 o 13 minutos, dependiendo. Prueba con uno para saber el punto exacto. Los coulants están listos cuando se despegan los bordes, pero centro aún tiembla.

Saca del horno, deja enfriar y desmolda. Espolvorea con azúcar glas o cacao. Puedes acompañarlo con helado de vainilla si lo deseas.

¿Te gustó esta receta de coulant de chocolate? ¿Cómo lo preparas en casa?