Los frijoles charros son uno de los platillos favorito de la gastronomía mexicana.

La receta de frijoles al estilo mexicano sorprende por la deliciosa mezcla de ingrediente y sabores. Son típicos del norte de México, aunque en Jalisco se disputan la creación de la popular receta.

El sabor es complejo, fuerte y con un toque de picante. La presentación es suculenta. Aunque puede ser un acompañante ideal de platos de carne, también se usa como aperitivo o entrante. Y si definitivamente los frijoles son de tus favoritos, puedes aventurarte con unos huevos rancheros para el desayuno.

Frijoles charros

Para elaborar la receta hay que dividir el proceso en varias etapas. Puedes sentirte tentado a utilizar frijoles enlatados, pero el resultado nunca va ser el mismo.

Las legumbres son increíbles aliados en la nutrición porque al combinarse con cereales aportan todos proteínas vegetales con todos los aminoácidos esenciales que requiere el cuerpo para su funcionamiento. Y por supuesto, la mejor forma de conservar sus propiedades es preparándolos en casa.

Entonces el primer paso consiste en cocinar los frijoles. Generalmente se usan los frijoles rojos o bayos. Los frijoles deben ablandarse en olla de presión o normal (si se remojaron previamente). Su cocción demora unos 30 minutos.

Ingredientes

  • 1/2 kg de frijoles cocidos con caldo
  • 100 gr de chorizo
  • 100 gr de tocineta
  • 50 gr de chicharrón
  • 50 gr de jamón
  • 2 chiles serranos (24 gr)
  • 2 tomates (400 gr)
  • 1/2 cebolla (70 gr)
  • 3 dientes de ajo (12 gr)
  • 3 ramas de cilantro (30 gr)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Pimienta al gusto
  • 1/4 de cucharada de sal

Preparación

Antes de comenzar pica en pedazos pequeños 100 gr de chorizo y 100 gr de tocino y reserva. Corta en cuadritos 50 gr de jamón, 1/2 cebolla y 2 tomates y reserva. Luego, corta finamente 2 chiles serranos, 3 dientes de ajo y 3 ramas de cilantro.

Caliente en una sartén a fuego medio-alto con una cucharada de aceite de oliva. Pon en la sartén los pedazos de chorizo y jamón cortados. Mezcla los ingredientes de la sartén y fríalos por unos 2 minutos hasta que suelten un poco de grasa; mueva regularmente.

A continuación añade en la sartén la cebolla y el ajo. Remueve hasta que la cebolla esté traslúcida. En ese punto, añade los tomates y los chiles picados. Fríelos por unos 2 minutos, hasta que el tomate y el chile estén suaves; mueve regularmente. Ahora agrega el jamón y sofría por un minuto más.

Transfiere a una cacerola todos los ingredientes que fueron fritos y agrega los frijoles cocidos con su caldo, el chicharrón en trozos pequeños y 250 ml de agua. Debe tener una consistencia de sopa aguada.

Mezcle los ingredientes de la cacerola y lleva a hervir. Cuando hierva el caldo reduce a fuego bajo, tapa la cacerola y cocina los frijoles charros por unos 15 minutos, hasta que se espesen un poco. Baje el fuego, agregue cilantro, pimienta y rectifica la sal.

Remueve los frijoles mexicanos  y cocina sin tapa por unos 5 minutos, hasta que se espese. Sirva caliente.