El cheesecakepastel de queso o tarta de queso es un postre a base de requesón o queso crema, azúcar y otros ingredientes como huevos y leche, además de una corteza elaborada con galletas trituradas o masa quebrada. Es común que se sirva cubierto con mermeladas de frutas, además de la corteza.

Algunos pasteles de queso se parecen a los pies y otros tienden más al estilo de tortas o pasteles.

Es un postre muy antiguo y muy extendido. El primer registro histórico que se tiene del cheesecake data desde los Juegos Olímpicos griegos, cuando Marcus Porcius Cato escribió la receta para su preparación en uno de sus tantos libros de cocina romana.

receta de cheesecake
Fotografía de Olive Magazine

¿Pie o pastel?

Los antiguos griegos lo consideraban una tarta. Sin embargo, algunos autores modernos aseguran que debido a la presencia de huevos como elemento leudante se trata de una torta. Otros, afirman que el hecho de separar la corteza del rellena y la poca cantidad de harina empleada lo caracteriza como una tarta.

En Estados Unidos la receta por excelencia lleva la adición de queso crema, mientras que en Italia se utiliza en requesón y en Alemania, Polonia y otros países europeos se usa el queso quark.

El queso crema fue inventado accidentalmente por los lecheros de América al intentar reproducir un queso francés llamado Neufchatel.

¿Cómo prepararlo?

Es recomendable el uso de moldes desmontables para la cocción del pastel de queso, y también se sugiere el baño de María para distribuir de manera uniforme el calor.

Es necesario saber que cada tipo de queso aporta sabor y textura diferente. Una mezcla muy líquida no conseguirá una textura muy firme. En estos casos se puede utilizar gelatina sin sabor o almidón de maíz para darle estructura.

Para evitar que el pastel se rompa por encima al hornearlo, no bata demasiado los huevos cuando se incorporan con el queso.

No se sugiere el uso de frutas que contenga enzimas como la lechoza, el mango o la piña, a menos que se cocinen previamente, porque costará estabilizar el queso. Ahora como topping o mermeladas pueden combinar perfectamente.

 

¿Te gustó esta receta de cheesecake con fresas? Cuéntanos cuál otra combinación es de tus favoritas.

Add to Favourites