cobbler

Cobbler de tomates – Simple y Deliciosa

Cobbler de tomates

Un “cobbler” es una técnica muy usada en preparaciones dulces, que consiste, en fruta/vegetales cocidos cubiertos con algún tipo de masa. Aquí te dejamos la receta de un Cobbler de tomates cherrys con cubierta de maíz y queso. Está perfecta para una cena 6 u 8 personas, o para una de cena de 4 personas que comen por 2.

Que es Cobbier?

El cobbler (‘zapatero’) es un plato tradicional de los Estados Unidos y el Reino Unido, si bien el significado del término difiere bastante de un país a otro. En los Estados Unidos, suele ser un postre consistente en un relleno de fruta vertido en una fuente grande para horno sobre un rebozado que sube cuando se cuece. El rebozado forma un dumpling dentro del cobbler, además de una corteza encima.

En el Reino Unido suele ser un plato de carne salado, normalmente una cazuela de cordero, que se cubre con una capa parecida a un scone, formando cada uno un cobbler separado. Las versiones de fruta también son cada vez más populares en el Reino Unido, aunque conservan la cubierta de cobbler o galleta de la versión de carne, y las versiones saladas son desconocidas en los Estados Unidos.

Variantes

En los Estados Unidos, se cuentan entre las variantes de cobbler el Betty, el Grunt (‘gruñido’), el Slump (‘depresión’), el Buckle (‘hebilla’) y el Sonker. El crisp (‘crujiente’) o crumble difiere del cobbler en que la capa superior de éste es más parecida a una galleta.

Grunts, Pandowdy y Slumps son variantes de Nueva Inglaterra del cobbler, cocidas típicamente sobre el fuego en una una sartén con la masa de encima con forma de dumplings; se dice que toman su nombre del sonido parecido a un gruñido que hacen mientras se cocinan. Un Buckle se hace con rebozado amarillo (como masa de pastel), con el relleno mezclado en él. El Sonker es exclusivo de Carolina del Norte, siendo una versión de base gruesa.

Brown Betty

La variante estadounidense conocida como Betty o Brown Betty procede de la época colonial. En 1864 aparecía en la Yale Literary Magazine con brown es minúscula, lo que hacía a Betty el nombre propio.

1 Sin embargo, en 1890 fue publicada una receta en el Practical Sanitary and Economic Cooking Adapted to Persons of Moderate and Small Means con la palabra Brown con mayúscula inicial, haciendo a Brown Betty el nombre propio.

2 Los Brown Betties se hacen con pan rallado (o trozos de pan, o graham crackers desmenuzados) y fruta, normalmente manzana en dados, en capas alternas. Se cuecen cubiertos y tienen una consistencia parecida al pudin de pan.

Fuente

cobbler

Cobbler de tomates

Tiempo de preparación 30 mins
Hora de cocinar 2 hrs
Porciones 4

Ingredientes
  

  • 1,5 kg Tomates cherry
  • 1/2 cda Aceite de oliva
  • 2 Cebollas rojas en rodajas
  • 1 + 1/2 cdta Sal
  • 4 dientes Ajo
  • 120 ml Vino tinto
  • 32 + 160 g Harina todo uso
  • 90 g Harina de maíz
  • 1 cda Polvo para hornear
  • 1/2 cdta Bicarbonato de sodio
  • 1/2 cdta Sal
  • 90 g Mantequilla sin sal fría
  • 125 + 250 g Queso cheddar
  • 220 ml Crema de leche

Instrucciones
 

  • Para prepararla calienta el horno a 190° C.
  • Limpia los tomates y quítale tallos y hojas. Puedes usar tomates regulares picándolos a la mitad.
  • Vierte el aceite de oliva en un sartén de hierro a fuego medio-alto.
  • Añade la cebolla y 1/2 cucharadita de sal. Saltea hasta que las cebollas estén traslúcidas y algo caramelizadas al menos 10 minutos.
  • Luego revuelve el ajo en la cebolla y cocina de 30 a 60 segundos. Añade el vino (o balsámico) y cocine hasta que el vino se haya evaporado.
  • Incorpora la harina y cocina hasta que tenga contextura de salsa.
  • Retira la sartén del fuego y agrega los tomates más la cucharadita de sal restante, revolviendo con cuidado hasta que las cebollas se mezclan uniformemente con los tomates.
  • Para la cubierta, mezcla la harina de trigo, la harina de maíz, el polvo de hornear, el bicarbonato y la sal en el tazón de un procesador de alimentos. Pulsa un par de veces.
  • Cortar la mantequilla fría en trozos del tamaño de un guisante. Transfiere la mezcla a un bol y añade 250 grs del queso cheddar (reserva el resto).
  • Formar un hueco en el centro y vierta la crema de leche.
  • Use una espátula para remover hasta que todo se haya incorporado. Recubre la sartén con esta masa.
  • Cocina durante 55 a 60 minutos, hasta que los tomates crezcan y la cubierta esté bien dorada.
  • Unos 10 minutos antes sacarlo, espolvorea el queso restante en la parte superior.
  • Retira del horno y deja reposar durante al menos 15 minutos antes de comer.

Notas

¿Un tip extra? Las sobras se mantendrá durante aproximadamente una semana.

Alguna recetas de postres que quieras compartir?

¡Comparte esta receta!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on reddit
Reddit
Share on email
Email
Share on print
Imprime la receta

Cocinero Aficionado es una plataforma digital en español dedicada al apasionante mundo de la gastronomía. Ofrecemos la mejor recopilación de recetas de comida saludable, artículos sobre gastronomía y comida internacional.

Recetas Populares

Categorias