La historia del chocolate se remonta a unos 4 mil años atrás.

Deberíamos desconfiar de las personas a las que no le gusta el chocolate. Es uno de los ingredientes más demandados en el mundo, y también de los más deliciosos.

Origen del cacao

Según Wikipedia, el chocolate es el producto final que se obtiene una vez procesado el fruto del árbol de cacao (Theobroma cacao). Es originario de América, específicamente de de las selvas tropicales, donde los árboles crecían bajo la sombra de la jungla en las cuencas del Amazonas y del Orinoco. Inicialmente fue consumido por las tribus olmecas de Mesoamérica, hace 3 mil años. Los mayas lo cultivaron unos 1.500 años después bautizándolo con el nombre cacahuatl” de donde se derivó “cacao”.

Para la cultura azteca esta fruto era símbolo de vigor físico y longevidad y se usaba como medicina, tanto como relajante, estimulante y como reconstituyente. Fueron los mismo mayas quienes idearon una bebida amarga elaborada con las semillas del cacao, a la que llamaron “chocolha”. Era exclusiva de los reyes y nobles. Se aromatizaba con miel, maíz o chile picante.

Con la llegada de los españoles al continente americano, los europeos conocieron el caco. Fue Hernán Cortés quien envió el primer cargamento a España en 1524 donde cambia la fórmula inicial, endulzándolo con azúcar de caña y aromatizando la bebida con canela. En Francia e Italia se popularizó rápidamente la leyenda del chocolate por influencia ibérica. Poco a poco se extendió su consumo a lo largo de todos los países europeos y asiáticos, y el cultivo del cacao se estableció en África.

historia del chocolate
Fotografía de Used aed

El chocolate permaneció como bebida, hasta bien avanzado el siglo XIX. Fue en 1828, cuando se logró extraer la manteca de cacao mediante una prensa hidráulica y a finales del mismo surgen las primeras elaboraciones confiteras de chocolate sólido: bombones, pralinés, barras de chocolate, etc. Las investigaciones de Daniel Peter y el genio de Henry Nestlé se unieron para idear la mezcla de leche condensada azucarada con cacao, dando gran fama al chocolate suizo.

Propiedades del chocolate

La ciencia ha corroborado los beneficios del chocolate. Aunque su consumo ha sido asociado a trastornos de peso, solo es posible cuando se trata de chocolate con leche o blanco, porque el chocolate negro aporta al menos ocho beneficios interesantes que vamos a repasar a continuación:

Aporta magnesio

Los expertos insisten en que el cacao es rico en magnesio. Esto lo convierte en una opción perfecta para los atletas ya que el magnesio favorece el fortalecimiento muscular y ofrece un aporte energético constante ideal para la actividad física continua.

Rico en antioxidantes

La manteca de cacao contiene una alto porcentaje de antioxidantes, y por tanto el chocolate es muy rico en polifenoles compuestos. La buena noticia es que mientras más chocolate comes, más tratamiento anti envejecimiento te ahorras.

Bajo aporte de azúcar

Siempre que estés eligiendo chocolate extra finos  y no golosinas industriales, el aporte de azúcar es tolerable. En cambio los chocolates industriales utilizan grasa vegetal, disminuyendo las propiedades del cacao. La mayoría de las veces una golosina contiene menos del 10% de cacao, y el resto de grasas y azúcar.

Reduce el colesterol

El ácido oléico presente en el cacao ayuda a disminuir el colesterol malo y a subir el bueno. Por tanto su consumo moderado se ha asociado a la reducción del colesterol total y al comerlo solo se convierte en una excelente opción para postres y meriendas “saludables”.

No provoca acné

El mitro urbano que vincula al chocolate con el acné es falso. (Recuerda la diferencia entre chocolate y golosinas achocolatadas). Hasta ahora no existe ningún estudio científico que haya demostrado que consumo de cacao favorece a la aparición del acné. Lo mismo ocurre con las migrañas.

Bueno para el corazón

A los pacientes cardiovasculares no se les prohíbe el consumo de chocolate oscuro. La creencia de que el chocolate era grasoso y dañino para la salud se ha caído frente a las evidencias de la ciencia y por el contrario, los médicos creen que sus propiedades ayudan a reducir trastornos del sistema circulatorio.

Más hierro que las lentejas

La cantidad de hierro que el cacao contiene es una de sus más destacados valores nutricionales. De igual forma, el chocolate aporta vitaminas del grupo B gracias al proceso de fermentación al que este se somete durante su producción.

No produce caries

El cacao bueno es un producto que no se queda en la boca, y al no permanecer no genera las condiciones necesarias para que se produzcan caries, aseguran expertos chocolateros. Lo que produce caries es el consumo de azúcar -no de chocolate- aunado a una deficiente higiene bucal.

 

¿Tenías idea de que esta era la historia del chocolate? Si quieres seguir evangelizando a los amantes del chocolate comparte en tus redes sociales.