Los macarrones con queso son la cena favorita de EEUU, aparte de la pizza.

Lo ideal es comenzar con una base espesante como una mezcla de mantequilla y harina llamada roux, pero si no eres un cocinero profesional puedes prescindir de ella. Una cena sencilla como esta puede hacerse sin pasar por el roux, simplemente añadiendo la harina a la leche antes de llevarla al fuego.

Si los comensales incluyen niños seguro que la receta lleva pocos ingredientes, es decir solo salsa de queso y pasta corta. Pero el plato queda muy bien con algunos extras como jamón, guisantes, salchichas precocidas, pimientos rojos o incluso champiñones.

Puedes prepararlos y comerlos inmediatamente o reservarlas para tener comida preparada. Si se pone algo duro, puedes ablandarlos con un chorrito de leche y unos segundos en el microondas. También puedes hornearlos para lograr una cubierta crujiente dorada.

Por supuesto hay muchas fórmulas industriales de macarrones con queso, pero nada como hacerlo desde cero. Es una gran opción para una cena familiar casera y sobre todo para consentir a los niños de  la casa. ¿quieres una receta aún más simple. Usa crema de leche tibia para derretir el queso y ajusta el punto de sal y pimienta. Más fácil imposible.

¿Cómo hacer macarrones con queso?

Ingredientes

  • 450 g de pasta corta
  • 375 ml de leche entera
  • 2 cucharadas de harina para todo uso
  • 2 a 3 tazas de queso rallado, como el cheddar, Monterrey Jack, o Colby
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de mostaza en polvo
  • Extras: jamón, tocino, cebollas, guisantes, champiñones, pimientos, brócoli

Instrucciones

Para cocinar la pasta, pon a hervir unos 4 litros de agua a fuego alto en la olla. Añadir la pasta y una cucharada de sal. Cocine hasta que la pasta esté al dente, unos 8 minutos. Escurre y reserva.

Cuando la pasta se termine de cocinar, preparar la salsa de queso. Empieza calentando 250 ml de la leche en una cacerola a fuego medio. Bate la leche restante con la harina hasta que no queden grumos.

Cuando comience a hervir la leche, incorpora la mezcla de leche y harina. Continua batiendo suavemente hasta que la leche se espese ligeramente y tenga textura espesa. Demora aproximadamente unos 3 a 4 minutos.

En este punto agrega el queso rallado o en trozos, agregue la sal y mostaza. Remueve hasta que todo el queso se haya derretido y la salsa esté cremosa. Luego, retira del fuego.

Ahora, combina la pasta cocida con la salsa de queso. Revuelva para cubrir la pasta de manera uniforme. Añade la segunda mitad de la salsa y los ingredientes adicionales que deses.

Sirve inmediatamente. Si tienes tiempo, puedes hornear los macarrones con queso para darle una corteza dorada. Vierte la mezcla en una cacerola, cubre con papel de aluminio y cocina a 170°C durante 30 minutos. Retira el papel, agrega pan rallado o queso parmesano y algo de mantequilla y hornea 15 minutos más hasta que dore.

¿Te gustan los macarrones con queso? Cuéntanos en los comentarios, como los prefieres.