El origen del brownie es una genial equivocación.

Existen diversas versiones sobre la historia del brownie. La primera versión se cree que sucedió en Chicago en el Hotel Palmer House, durante una exposición, cuando se ordenó preparar un postre para colocarlo en cajas y que las señoras no ensuciaran sus manos a la hora de comerlo.

La segunda versión, y la más difundida y valorada, es que en  1897 un cocinero olvidó añadir levadura a una torta o bizcocho de chocolate, dando como resultado un bizcocho sin mucha altura, como actualmente lo conocemos, que se le dio el nombre de Brownie (marrón) y/o Brownies (marroncitos).

Es una historia corta  y muy anecdótica que se usa para inspirar la creatividad en la cocina. Lo que pudo considerarse un terrible error dio paso a uno de los postres más apreciado en el mundo entero.

Los brownies se presentan generalmente en forma de cuadros pequeños con una consistencia que varía en humedad y esponjosidad de acuerdo al gusto del pastelero. Suelen tener una capa crujiente en la parte superior que se rompe deliciosamente al ser cortado para servirse.

Un brownie no es una torta de chocolate en cuadros. Debe cuidar la textura compacta y concentrada propia de una receta sin elementos leudantes.

 Hay brownies elaborados con almendras nueces y otros tipos de frutos secos, algunos le añaden galletas oreo, nutella, dulce de leche y hasta los mezclan con la tradicional torta cheesecake.

Postre estadounidense

Aunque existan dos versiones, no se discute el origen americano del brownie. De hecho, varias fuentes citan al Catálogo de la tienda Sears Roebuck, (1897) como la primera receta publicada de brownies. 

Es un postre muy popular en los menús de restaurantes de todos los niveles y se sirve con temperatura tibia,  acompañándolo con helado de vainilla y sirope de chocolate.

Existen varias recetas de brownie. Algunas se elaboran con tabletas de chocolate oscuro, chispas de chocolate o sirope. El líquido y algo extra de grasa produce un brownie más húmedo. Existen otras recetas con cacao en polvo, como la que compartimos a continuación, y algunas añaden tanto cacao en polvo como chocolate. Todo es cuestión de gustos. Prueba y dinos que te parece.

 

¿Cómo hacer brownies?

Preparar brownies es sencillo y nos requiere gran cantidad de tiempo. Recolecta los ingredientes, pésalos, sepáralos y sigue las instrucciones al pie de la letra.

Ingredientes

  • 1 taza de harina
  • 2 tazas de azúcar
  • 2 barras de mantequilla
  • 1/2 taza de cacao en polvo
  • 4 huevos
  • 1/2 cucharada de polvo para hornear
  • 1 cucharada de vainilla
  • Azúcar glass

Preparación

Derrite las barras de mantequilla y bate con el azúcar. Agrega los huevos, harina, cacao y polvo para hornear uno por uno sin dejar de batir.
Cuando estén incorporados todos los ingredientes, agrega las nueces (cubiertas con algo de harina) y la vainilla. Engrasa un molde rectangular o cuadrado con mantequilla y vacia la mezcla. Lleva al horno precalentado a 175°C por 40 minutos.
Saca y deja enfriar un poco antes de espolvorear con azúcar glass, cortar en cuadritos y servir con helado de vainilla.

¿Conocías el origen del brownie y el porqué de su nombre? Comparte en tus redes sociales y cuéntanos como resultó la receta.