La receta de gazpacho es uno de los platos españoles más difundidos.

Como en muchas recetas, las proporciones de los ingredientes pueden variar dependiendo de los gustos del cocinero y de los comensales. Algunos le quitan y le ponen a medida, pero lo importante es respetar la base de la receta.

Es una especie de sopa a base de tomate y pimientos que se sirve fría o a temperatura ambiente. De hecho no lleva ningún tpo de cocción y se usa frecuentemente como aperitivo o entrante en algunos lugares de España.

Para lograr un color rojo vibrante es importante observar los ingredientes que se añaden y en qué cantidad. Por ejemplo, si usas solo pimientos verdes, el color final será marrón y no lucirá apetitoso. En cambio el color rojo, lo mejora mucho, eso sin contar que el sabor varía ligeramente.

En Andalucía se estila añadir un pellizco de comino en polvo al plato.

Existen un par de recetas derivadas del gazpacho andaluz. Una es la porra procedente de Antequera (Málaga) receta que se elabora con tomate, pimiento verde tipo italiano y miga de pan, ajo, vinagre y aceite de oliva virgen extra. La textura final es espesa y los acompañantes sugeridos son huevo duro o atún en aceite.

Por otro lado, el salmorejo (preparado en Córdoba), lleva solamente tomate, un poco de ajo, un poco de miga de pan, vinagre y aceite de oliva virgen extra. Se enriquece o se acompaña de jamón, huevo duro o atún.

 

Receta de gazpacho andaluz

Ingredientes

Preparación

1. Coloca en remojo las rebanadas de pan con agua, un poco de sal y aceite. Reservar.

2. Pelar y trocear los tomates, los pimientos, el pepino, la cebolla y el ajo. Retirar los semillas cuando corresponda. Mezcla todos los ingredientes.

3. Procesa la mezcla de ingredientes en licuadora o procesador de alimentos hasta lograr una crema. Añada la cantidad de agua necesaria. Luego agrega el pan con el agua, el vinagre y procese nuevamente hasta que todo esté bien triturado y homogéneo.

4. Añade agua fría y mezcla bien. Rectifica la sal y vinagre. Cuela para eliminar la piel de los pimientos, ya que no hay forma de retirarlos cuando están crudos sin llevarse parte importante de la pulpa. Si es necesario incorpora más agua. La textura debe ser de crema líquida.

5 . Refrigera hasta conseguir la temperatura deseada y para servir rocía con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

7 . Para acompañar se usa como guarnición: pepino crudo cortado en dados, cuadritos de pan (normal o tostado), pimiento cortado en cuadritos y cebolla picada.

¿Te gustó esta receta de gazpacho andaluz? Cuéntanos en los comentarios.