Las trufas de chocolate fueron creadas en Bélgica.

Una trufa es una dulce, que parece un bombón en su exterior, debido a la capa de ganache endurecido que la recubre, pero que en el interior está compuesto por diversos rellenos.

Se les colocó el nombre en honor a las exclusivas setas del nombre similar.

La receta que crearon los belgas llevaba solo mantequilla, azúcar pulverizada, yema de huevo y crema de leche en el interior. Pero en Estados Unidos han creado trufas de casi cualquier sabor.

Practicamente se llama trufa a cualquier relleno recubierto de chocolate que tenga forma redonda de tamaño mediano. Algunas se recubren con cacao en polvo, con coco rallado, maní, confitería, lluvia de chocolate, etc. Los rellenos varían desde tortas de vainilla, de chocolate, marmoleadas, sabrizadas, galletas, nueces y frutos secos, cremas, etc.

La receta que compartimos es de trufas borrachas. Se les denomina así a las trufas con contenido de licor como whisky, vino, ron o licores de café, naranja, entro otros.

 

¿Qué otra combinación se te ocurre con trufas de chocolate? Dinos en los comentarios.

Add to Favourites