Papas rellenas al horno

Las recetas de papas son muy versátiles y permiten al cocinero experimentar con diferentes ingredientes. Son ligeras, abundantes y debido a su sabor sutil combinan con gran cantidad de preparaciones como carnes, pollo y pescado.

Sin embargo, la simpleza de la papa, conocida como papatas en algunos lugares, no la hace un producto aburrido. De hecho ofrecen infinitas posibilidades como hacer papas al horno, papas fritas, papas salteadas, gratinadas e incluso al vapor.

¿Cómo hacer papas al horno: ¿gratinadas o rellenas?

La diferencia entre hacer las papas gratinadas y rellenas es que las primeras se harán con las papas rebanadas en rodajas gruesas (al estilo español) y para las papas rellenas se asan sin pelar ni cortar. Una vez blanda y rellenas, se deben gratinar si llevan algún tipo de queso.

Generalmente se escogen papas grandes para las recetas que incluyen rellenos y papas de tamaño mediano y pequeños para cortes, puré y salteados.

Para tener éxito al cocinar papas al horno, el truco es pinchar la papa. Lo que sucede si no lo hacemos es que la papa va a explotar debido a la humedad acumulada por la presión de la cocción. Para evitar que la piel de la papa estalle, usamos un tenedor para pinchar las papas por todos lados y así darle espacio para “respirar”.

Mucha gente las envuelve en papel aluminio, pero este paso es realmente innecesario a menos que se estén asando las papas directamente a las brasas. Cubrirlas con aceite de oliva y una pizca de sal es suficiente.

¿Cuál es el tiempo perfecto?

La cocción de las papas dependerá del gusto de cada quién. El método estándar sugiere asar durante 1 hora y 20 minutos a unos 200°C.

Si quieres que la piel quede súper crujiente, puedes bajar la temperatura a 180°C y extender el tiempo de cocción a 2 horas y 20 minutos, y si por el contrario tienes el tiempo en contra, puedes usar el microondas durante 5 minutos para ablandar la papa y termina en el horno durante 35 minutos.

¿Con qué rellenamos las papas?

Rellenar una papa asada al horno tiene opciones prácticamente infinitas. No hay límites par la imaginación y funcionan tanto fríos como calientes. Hay muchas recetas de papas gratinadas que se basan papas rellenas como por ejemplo las famosas !skin potatoes”, aunque en este caso en particular el énfasis está en la “concha o piel de la papa”.

strong>Ensalada de atún: Una ensaladita de atún preparada con al gusto con algo de mayonesa y corona tu papa rellena con cebolletas picadas, queso o alcaparras.

Chile con carne: Un relleno de inspiración mexicana, debe llevar una buena versión de chili con carne. Sirve con queso cheddar rallado encima y cilantro fresco.

Queso y tocineta: El mejor matrimonio de la cocina. Queso derretido y tocineta. Gratina antes de servir y acompaña con crema agria y cebollín picadito. Al mejor estilo americano.

Vegetales: Brócoli, coliflor, pimientos asados, zanahorias, calabacines… ¿Qué otra combinación se te ocurre. Terminas con algo de crema y gratinas la capa de queso parmesano antes de servir. ¡Delicioso!

¿Qué otras papas rellenas has probado? ¿Tienes alguna combinación sorprendente?… Si te gustaron estas recomendaciones sobre como hacer papas al horno, comparte en tus redes y déjanos tus comentarios.