La receta de Rooibos está ganando popularidad como una bebida deliciosa y saludable gracias a los beneficios del té rojo.

Desde hace muchos años, el rooibos es consumido en Sudáfrica como una alternativa al café y al té. Los defensores de esta infusión roja la alaban por sus beneficios para la salud.

Debido a su aporte antioxidante se cree que ayuda a prevenir el cáncer y otras enfermedades.

Pero, ¿Qué es el té de Rooibos?

Esta infusión o tisana conocido como té rojo se elabora a partir de Aspalathuslinearis, cultivado en las costas del sur de África.

Estas hojas se fermentan y en cuando obtiene el tono rojizo. También existe rooibos verde preparado con hojas sin fermentar. Esta versión contiene más antioxidantes.

El rooibos se consume de forma similar al té negro. Algunos le añaden azúcar y leche. También se han elaborado helados cafés y capuchinos con rooibos añadido.

Su aporte nutricional se reduce a algún contenido de cobre y fluor. De resto, no posee significativas cantidades de vitaminas ni minerales, pero su valor está en su propiedades antioxidantes.

Beneficios del té rojo

  • Ofrece estimulación sin cafeína y ni taninos

Gracias a sus propiedades el rooibos supera al bebidas como el café, el té negro y el té verde. El consumo excesivo de cafeína está asociado al incremento del ritmo cardíaco, de la ansiedad y trastornos del sueño.

El té rooibos es naturalmente libre de cafeína y por eso es una excelente alternativa. Por otro lado, tiene bajos niveles de taninos en comparación con el té negro o verde. Los taninos son un compuesto natural que interfieren con la absorción de ciertos nutrientes, como el hierro.

El rooibos no contiene ácido oxálico. Esta sustancia puede aumentar el riesgo de cálculos renales, por lo que el té rojo es un sustituto perfecto de otros té para pacientes renales.

  • Está lleno de antioxidantes

La popularidad del rooibos se debe en gran parte a la cantidad de antioxidantes que posee, que incluyen aspalathin y la quercetina. Estas sustancias protegen las células del daño causado por los radicales libres. Un estudio reporta al tomar rooibos rojo los participantes incrementaron sus niveles de antioxidantes en 2,9 %.

 

 

 

  • Beneficia a los pacientes cardíacos

 

El consumo de té rooibos también se ha asociado a beneficios sobre la presión sanguínea. El efecto se debe “a la inhibición de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) que aumenta la presión de la sangre haciendo que los vasos sanguíneos se contraigan”.

 

Estudios señalan que puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol, especialmente en los pacientes con alguna afección previa.

  • Previene el cáncer

Algunos estudios de laboratorio aseguran que los polifenoles quercetina y luteolina, que se encuentran en el rooibos, matan a las células cancerosas y previenen el crecimiento de tumores.

  • Regula los niveles de azúcar en la sangre 

La infusión de rooibos es una fuente natural de aspalathin. Este antioxidante tiene efectos positivos en los pacientes con diabetes. Esta sustancia ayuda a equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y reduce la resistencia a la insulina.

¿Tienes efectos secundarios?

 

El consumo de té rojo de Rooibos es considerado seguro. Hasta ahora no se han reportado efectos secundarios significativo.

No obstante, algunos estudios confirman que algunos compuestos del rooibos estimulan la producción de estrógenos, por lo tanto no es recomendable con pacientes con sensibilidad hormonal.

Receta de rooibos

Como cualquier otra infusión, el té de rooibos se prepara añadiendo las hojas en agua caliente y retirando luego de unos minutos. Se le puede dar algo de sabor con azúcar o miel o incluso se le puede añadir leche.

 

 

¿Tienes una receta de rooibos para compartir? Escribe en los comentarios.